EB Messenger Chat

El Dinero en Islam

Share

LA VERDADERA RIQUEZA

Muchas personas asumen erróneamente que la verdadera riqueza y el verdadero tesoro es el dinero. En efecto, es verdad que la riqueza es una gran bendición de Dios que otorga a Sus siervos; y quien la obtiene de manera pura y la gasta de manera apropiada, sin duda obtiene una gran recompensa de Dios.

Pero, al mismo tiempo, la riqueza no es la mayor bendición que se le puede otorgar a la humanidad. Además, no importa cuán rica sea una persona, eventualmente perderá su riqueza y pasará a manos de otros. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) nos recordó esto cuando les preguntó a los compañeros:

"¿Quién de ustedes ama el dinero de sus herederos más que su propio dinero?"

Ellos contestaron: "¡Mensajero de Dios! No hay nadie entre nosotros que no ame más su propio dinero que el dinero de sus herederos".Entonces, el Profeta les dijo: "Pero su dinero es solo lo que ya ha gastado, y el dinero de sus herederos es lo que dejará tras de sí". (Sahih Al Bujari)

 

Share
Leer más:LA VERDADERA RIQUEZA
Share

Principios - Instrumentos - valoración - transacciones

 



Hay tres principales prohibiciones que el Islam impone en las finanzas islámicas:
El cobro de interés.
El embarcarse en riesgos excesivos (gharar)
Las apuestas.

Estas prohibiciones explican que las finanzas islámicas hayan desarrollado instrumentos diferentes a los tradicionales. Por ejemplo, en vez de cobrar intereses a tasas predeterminadas, los contratos financieros islámicos se basan en acuerdos para repartir pérdidas y ganancias. También, toda operación financiera debe estar respaldada por un activo real. Además, esta prohibido comerciar productos relacionados con cerdo, pornografía o bebidas alcohólicas (haram). Esto ultimo ha llevado a que, por ejemplo, Dow Jones, Financial Times y Standard & Poors hayan creado índices bursátiles especiales para las finanzas islámicas, de los que excluyen a aquellas empresas cuyas actividades contravienen los principios del Islam.

 

Share
Leer más:Las finanzas islámicas
Share
 

Un estudio de las finanzas islámicas

 

Hay libros en los que conviene aclarar de antemano qué es lo que no son, porque las falsas expectativas son frustrantes. Y Heaven's bankers no es un estudio sobre la financiación del terrorismo islámico, sino un ensayo esclarecedor y riguroso sobre cómo funciona la banca islámica, la única en el mundo donde el poder económico y el religioso se funden en un fenómeno de enorme interés.

 

 

Las finanzas islámicas mueven billones de dólares y juegan un papel cada vez más determinante en la economía global. Pero, ¿qué conoce el mundo occidental de los dictados de esta cultura? Poco y mal. A lo sumo, se sabe que el islam prohibe la usura (ribá), el cobro de intereses. También establece algunas prohibiciones directas, como invertir en negocios relacionados con el alcohol o el juego.

 

El tema, por desconocido para la mayoría de nosotros -escondido como se dice en el subtítulo- es apasionante... y muy especializado. Por eso, conviene dedicar unas líneas al autor. Harris Irfan ha trabajado más de 20 años en banca de inversión en Londres y en Oriente Medio. Fue cofundador del equipo especializado en finanzas islámicas del Deutsche Bank y después pasó a Barclays, donde también fue jefe de este departamento. Nació en Inglaterra, en 1972, de padres paquistaníes, y estudió en Oxford. Es fundador de Cordoba Capital, un servicio de asesoría financiera islámica. Cuando la CNN, Bloomberg o Financial Times necesitan consultar a un experto en este tema llaman a Irfan, un referente en el mundo anglosajón.

 

Share
Leer más:Un estudio de las finanzas islámicas
Share

La Charia

 
El Sagrado Corán prohibe fijar intereses o riba sobre el préstamo de dinero. Es importante entender ciertos principios del Islam en los que se basan las finanzas islámicas. La Sharí'ah consta de los mandamientos coránicos como se han establecido en el Sagrado Corán y en las palabras y obras del Profeta Muhámmad (saws). La Sharí'ah proscribe la riba y existe un consenso generalizado entre los economistas musulmanes acerca de que la riba no se limita a la usura sino que comprende también los intereses. El Sagrado Corán es claro acerca de la prohibición de la riba, la cual es definida a veces como interés excesivo: "Creyentes: temed a Dios y renunciad a las ganancias pendientes de la usura, si es que sois creyentes" (Sagrado Corán, 2:278). 
Los sabios musulmanes han aceptado que la palabra riba significa todo pago de interés fijo o garantizado sobre adelantos de efectivo o sobre depósitos. Algunos pasajes coránicos expresamente amonestan al creyente para que evite el interés.

Las reglas acerca de las finanzas islámicas son bastante simples y pueden ser resumidas de la siguiente manera:

 

Share
Leer más:La Charia
Volver